El código LEI es un  código global alfanumérico de 20 caracteres con el que se pretende identificar a las personas jurídicas que son parte en las transacciones financieras. Se trata de una obligación a cumplimentar sin la cual las entidades financieras no permitirán operar a las empresas.

Es un código único, permanente, consistente y portable por cada entidad. El formato del estándar internacional LEI está basado en las especificaciones proporcionadas por la norma ISO 17442.

Cada Registro LEI contiene la siguiente información sobre la entidad:

  • Nombre oficial
  • Domicilio legal
  • Domicilio real de la sede principal de la entidad
  • País / región de jurisdicción legal
  • Forma social
  • Número en el Registro de entidades y nombre del Registro
  • Código LEI del LOU responsable del Registro LEI de la entidad
  • Fecha de registro inicial del LEI
  • Fecha de la última actualización de datos
  • Fecha y motivo de terminación del LEI

Todas las empresas que participan en operaciones financieras deberán facilitar su código LEI a las empresas de servicios de inversión y las entidades de crédito que ejecuten transacciones sobre instrumentos financieros, con objeto de formalizar su identificación objetiva la hora de ejecutar cada operación. Si la empresa no facilita el código LEI no se podrán ejecutar las operaciones financieras.

El Sistema Global LEI (GLEIS) es un sistema internacional dirigido por la Fundación Global LEI (GLEIF), creada en junio de 2014 como centro administrativo de GLEIS. Es una fundación sin ánimo de lucro cuyo cometido es gestionar el sistema, asegurando la aplicación de estándares operativos uniformes, la implantación y el uso del LEI, así como promover su progresiva adopción en el mercado.

Las empresas que necesiten el LEI para ejecutar operaciones financieras deberán haber realizado todos los trámites necesarios para obtenerlo en las siguientes fechas, a partir de las cuales es obligatorio:

1 de noviembre de 2017, los clientes que operen con derivados y con seguros de cambio

3 de enero de 2018, los clientes que operen con renta variable y renta fija

El plazo de validez del código LEI es de un año a partir de la fecha de emisión o de la fecha de la última renovación. Si no se solicita la renovación, el código LEI caduca.

El código LEI se deberá solicitar ante el Registro Mercantil correspondiente al domicilio social de la empresa, previa cumplimentación del documento ubicado en la página web del Ministerio de Justicia.

Una vez cumplimentado el documento con los datos básicos de la empresa, deberá ser firmado por el representante legal de la empresa, para su presentación en el Registro Mercantil.