La Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada en el Congreso el 29 de junio de 2017, ha sido finalmente refrendada por el Senado el pasado 11 de octubre.

Adelantamos las líneas maestras de esta reforma legislativa.

1.-Deducción de gastos en el IRPF

Se introduce la deducción en el IRPF del 30% de una serie de gastos (suministros de agua, luz, teléfono o IBI de la vivienda), a condición de que estén afectos a la actividad empresarial. Además, se recoge un límite en dietas (26,67 € diarios – 48,08 €, si es en el extranjero –). 

Estas deducciones serían efectivas a partir de 2019.

2.-Cuota de autónomos de 50 euros durante doce meses

Se amplia a doce meses la cuota de 50 € para nuevos autónomos. A su vez, desde el mes 13 hasta el 18, se podrá aplicar una deducción de un 50% de la bonificación, que será del 30% a partir del mes 19, hasta los 2 años.

No obstante, los efectos de esta medida solo podrán hacerse efectivos a partir del 1 de enero de 2018.

Formarán parte del colectivos de personas que podrán beneficiarse de esta medida los autónomos reincorporados al RETA tras un periodo mínimo de inactividad de dos años como trabajadores por cuenta propia. Es decir, se rebaja de cinco a dos años el periodo mínimo de inactividad como requisito para acogerse a esta bonificación.

3.- Bonificaciones en el RETA para autónomos con discapacidad

El día 1 de enero de 2018 también entrarán en vigor las reducciones en las cuotas de autónomos de personas con discapacidad igual o superior al 33%, así como en las de personas víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo. Esta reducción se traduce en una bonificación de 50 € durante un año para aquellos que opten por la base mínima de cotización. Para bases superiores a la mínima, la reducción es de un 80% sobre la cuota durante el primer año y un 50% a lo largo de un periodo máximo de cuatro años.

4.-Eliminación de trabas administrativas

-Los autónomos podrán modificar hasta cuatro veces al año su base de cotización para adecuarla mejor a los ingresos.

-Se posibilita que los autónomos se den de alta y de baja en la Seguridad Social hasta tres veces al año, limitándose la cotización a los periodos de alta.

-Se reduce el recargo de la Seguridad Social por retraso en el pago de la cuota a la Seguridad Social, que pasaría del 20% actual a un 10%, durante el primer mes de retraso

-Se devolverá de oficio el exceso de cotización de autónomos en situación de pluriactividad, sin que sea dicha persona, la que deba solicitar su devolución.

5.-Reducción para autónomos colaboradores

La reforma contempla una reducción del 100% durante 12 meses de las cuotas a abonar por autónomos colaboradores (familiar del trabajador autónomo que convive y trabaja con él)

Medida que se aplicaría, también, a partir del 1 de Enero de 2018.

6.-Cuota de Autónomos societarios

La cuota de los autónomos societarios se desvincula del alza del SMI (SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL), Así por ejemplo, este último año el incremento ha sido de un 8%.

El incremento se determinará, en adelante, en los Presupuestos del Estado

7.-Medidas de protección social

-Se contempla una exención del 100% de la cuota de autónomo, durante un año, para autónomos al cuidado de menores de 12 años o de personas dependientes a su cargo, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%, o una discapacidad física o sensorial con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65%, siempre que dicho familiar no desempeñe una actividad retribuida.

Se permite compatibilizar el cobro del 100% de la pensión con la prolongación de la vida laboral para el empleo por cuenta propia. Los trabajadores por cuenta propia en edad de jubilación con al menos un trabajador contratado podrán compaginar su actividad y percibir el 100% de su pensión, frente al 50% que percibían hasta ahora

Se establece una Tarifa plana para las madres autónomas que, habiendo cesado en su actividad, vuelvan a ella tras la baja de maternidad, adopción, guarda, acogida o tutela; la tarifa será de 50 euros al mes durante el primer año o una bonificación del 80% sobre la cuota por contingencias comunes en los supuestos de que tengan otras bases de cotización.

Se autoriza la contratación de descendientes que se encuentren en situación de discapacidad

-Reconocimiento del accidente in-itenere, durante el desplazamiento de los profesionales autónomos de su domicilio a su puesto de trabajo y viceversa.

-Mejoras destinadas a facilitar el acceso de los autónomos a la jubilación parcial, estableciéndose la opción de acceso a un plan de relevo generacional para su negocio.

No obstante, ha de advertirse que el compromiso asumido por las fuerzas políticas parlamentarias ha sido el de acometer nuevas modificaciones en el régimen de los autónomos durante el próximo año.

Permaneceremos a la espera de las mismas.