El pasado 1 de Abril entró en vigor la nueva Ley de Patentes, Ley 24/2015, de 24 de julio de 2015.

Mediante esta nueva ley el legislador pretende armonizar la legislación nacional con el Convenio sobre la Patente Europea, cuya última revisión se produjo el año 2007. Nos referimos a continuación a algunas de las novedades más significativas.

Patentes

a.-Se establece un único procedimiento de concesión, en el que se lleva a cabo un examen sustantivo de patentabilidad, incluyendo un examen de novedad y de actividad inventiva. Como consecuencia, la patente solicitada podrá ser concedida, bien en su versión original o en una versión modificada, o bien podrá ser denegada. Si no se solicita en plazo este informe la Oficina Española de Patentes y Marcas entenderá retirada la solicitud.

Se considera que una invención es nueva cuando no está comprendida en el denominado «estado de la técnica»: todo lo que, antes de la fecha de presentación de la solicitud de patente, se ha hecho accesible al público en España o en el extranjero.

Desaparece, en consecuencia, el actual procedimiento de concesión optativo “sin examen”. Hasta ahora existía la opción de obtener la concesión de una patente sin la exigencia de someter la invención a un examen sustantivo previo sobre su novedad y contenido inventivo.

b.-Se introduce la posibilidad de formular oposición, si bien posterior a la concesión de la patente, no previa, en el plazo de 6 meses tras la publicación de la concesión en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI). Se persigue agilizar el proceso de concesión de patentes nacionales, sin perjuicio de que la nueva ley habilita la presentación de observaciones relacionadas con la patentabilidad de la invención durante la tramitación de la solicitud, una vez publicada esta última.

c.-Se incluye la posibilidad de que el titular de una patente nacional pueda modificar la patente con posterioridad a la concesión de la misma. Además, en vía judicial, que los tribunales podrán declarar la nulidad parcial de las reivindicaciones, si así lo estiman, a solicitud de una de las partes. Las modificaciones tendrán efecto retroactivo, a diferencia de la normativa en vigor hasta la fecha, que no contemplaba la retroactividad.

d.-La nueva ley establece la competencia exclusiva de los juzgados mercantiles especializados para resolver, en primera instancia, asuntos en materia de patentes, marcas y diseños. Hasta le fecha, todos los juzgados mercantiles que contaban con esa especialización estaban en Barcelona, si bien el 21 de diciembre de 2016 el Consejo General del Poder Judicial adoptó un acuerdo ampliando la jurisdicción, a partir del 1 de abril de 2017, a juzgados de Madrid y Valencia.

Modelos de utilidad

a.-La nueva Ley equipara el estado de la técnica entre patentes y modelos de utilidad. Se amplia el ámbito de protección de los modelos de utilidad, extendiéndolo a cualquier producto, a excepción de las invenciones relativas a materia biológica y las sustancias y composiciones farmacéuticas.

La figura de protección “modelos de utilidad” es muy habitual en nuestro país. Se dirige a un ámbito de «invenciones menores» que dotan al objeto de protección ventajas apreciables para su uso o fabricación.

b.-Desaparece definitivamente el requisito de “novedad nacional” establecido en la Ley 11/1986. El requisito de novedad pasa a ser el mismo que para las patentes (novedad absoluta).

c.-El proceso de tramitación de una solicitud de modelo de utilidad no incluye una búsqueda de antecedentes ni un examen sustantivo de patentabilidad – informe sobre el estado de la técnica-. Puede tramitarse, bien sin informe sobre el estado de la técnica ni examen de los requisitos sustantivos (novedad, actividad inventiva y aplicación industrial), o bien, con la opción de presentar oposiciones durante el procedimiento. No obstante el examen será necesario si se pretende acudir a los tribunales solicitando protección contra la vulneración por terceros de derechos de utilización exclusiva derivados de un modelo de utilidad.

d.-Frente a la normativa en vigor hasta la fecha, la nueva ley iguala el estado de la técnica entre patentes y modelos de utilidad, siendo la principal diferencia en los requisitos sustantivos entre patentes y modelos de utilidad el nivel de invención, siendo más bajo el exigido en modelos de utilidad.

Cuestiones comunes a patentes y modelos de utilidad

a.-Reducción de tasas. Se reconoce una reducción del 50% para empresarios que tengan la consideración de  persona física o de pequeña y mediana empresa (PYME), aplicable a: tasa de solicitud, tasa de petición del informe sobre el estado de la técnica, tasa de examen sustantivo, anualidades tercera, cuarta y quinta.

Para las Universidades, exentas hasta ahora, se establece una bonificación del 50%, pudiendo alcanzar el 100% si se acredita una explotación económica real y efectiva de la patente.

b.-Lugar de presentación. Las primeras solicitudes de patentes de invenciones realizadas en España -solicitudes prioritarias-, deberán presentarse ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM); requisito aplicable tanto a solicitudes de patentes o modelos de utilidad españoles, como a solicitudes de patente europea o solicitudes de unificación PCT (Tratado de Cooperación en materia de Patentes).

En definitiva, esta reforma legal debe enmarcarse en el reto de propiciar herramientas legales útiles y eficaces para el fomento de la investigación y la innovación en España.